Saltar al contenido
Vicky BuCa

Vive dentro de sus posibilidades: gasta menos de lo que ganas

La verdad es que en estos tiempos es raro encontrar personas que vivan dentro de sus posibilidades. Sin embargo, no es tan raro encontrar personas o familias enteras que luchan contra las deudas. 

Cada vez es más fácil conseguir cosas a crédito. Eso hace que sea más fácil satisfacer nuestros deseos de manera inmediata. Las cosas serían mucho más simples si aprendiéramos la habilidad de vivir dentro de nuestras posibilidades.

La mayoría tiene un mal concepto de este término y crees que es sinónimo de escases o ser tacaños y ese enfoque está un poco drástico.

No piense en vivir por debajo de sus posibilidades como algo restrictivo, simplemente piense en ello como un límite seguro para vivir en paz. Y cuando puede aumentar sus ingresos, puede aumentar su límite.

Así podrás tomarlo con calma y realmente disfrutar del viaje. 

Te voy a dar unos tips que te ayudarán a PROSPERAR dentro de sus posibilidades. 

No todos funcionarán para todos, pero estoy seguro de que encontrará algunos que funcionarán para usted.

Tienes que saber cuántos ganas

Es muy difícil gastar menos de una cantidad determinada si no sabe cuál es esa cantidad. Ya sea una cantidad semanal, mensual o anual, asegúrese de estar familiarizado con el dinero que ingresa a su hogar para cubrir tus gastos.  

Tienes que saber cuánto gastas

¿Sabes a dónde va tu dinero? Cuáles son tus pagos mensuales, lo que te gastas en comida, en entretenimiento, en educación etc.

Si no sabe cuánto gastas, fíjate como meta hacer el seguimiento de tus gastos.

Coge un cuaderno, en Excel o el mi web puedes encontrar el rastreador de gastos. – y anota todo en lo que gasta dinero todos los días. Haz esto durante uno o dos meses. 

Es posible que se sorprenda al ver adónde van algunos de sus fondos. 

Revisa donde puedes reducir gastos

 Deja de competir

¡No juegues al juego de compararte y competir porque PERDERÁS!

Recuerda que el lindo carro de tus vecinos, sus muebles nuevos y vacaciones tropicales probablemente los deben. E inconscientemente nos metemos en una competencia imaginaria donde queremos lo de los demás o mejor y eso no le hace bien a nuestra economía.

Enfócate en tu propio progreso

Conoce la diferencia entre querer y necesitar.

Parece bastante simple, ¿verdad? Pero los deseos son terribles cuando se enmascaran como necesidades. 

NO estoy diciendo que todos los deseos estén mal y que nunca deberíamos darnos gustos.

Pero esos deseos, no deben descuadrar nuestro presupuesto ni requerir una tarjeta de crédito.

Tenemos más deseos que ingresos.

El efectivo es el Rey

Esta puede ser la clave más importante para vivir dentro de sus posibilidades. Si no puede pagar en efectivo, no lo necesita. Punto. 

Aprenda el arte de ahorrar para algo. 

El crédito es una trampa no caigas en ella. Si ya está endeudada, comprométase a no comprar más a crédito y comience a pagarlo. 

Sé que estás pensando, “pero ¿qué pasa con las emergencias?”

Inicia un fondo de emergencias
Las emergencias ocurren y no estar preparado para ellas es una de las formas más fáciles de endeudarnos. 

Podría ser un problema de plomería en la casa o una llanta que explota inesperadamente. Incluso podría ser médico. Pero vienen y tenemos que estar preparados. 

Las cosas siempre van a pasar, pero si vivimos dentro de nuestras posibilidades, o por debajo de ellas, entonces estas situaciones no tienen por qué ser catastróficas para nuestra economía.

Sal de deudas
La deuda es una gran pérdida de dinero. ¡Los intereses y las tarifas que está pagando podrían destinarse a sus ahorros! Sin importar el método que utilices la idea es que crees un plan para ellas, incluir el plan dentro tu presupuesto.

salir de deudas es la forma más eficaz de generar dinero extra.

Elimina los gastos que succionan tu dinero.

  • Deja de salir a tomar un café caro
  • Haga una lista cuando vaya de compras y no compre nada que no esté en esa lista.  Menú semanal
  • Aprovecha las ofertas de artículos que realmente necesites
  • Cocinar en casa. Serás feliz, más saludable y estarás ahorrando dinero.
  • Pase el cable a la acera: ¡Netflix y Amazon Prime son opciones mucho más asequibles!
  • Tu cuenta de celular

¿vivir debajo de ti significa que nunca podrás darte gustos o soñar en grande? 

¡No, no es así! 

Simplemente necesita tomarse el tiempo para descubrir CÓMO podría permitirse esos sueños sin endeudarse. 

Podrías tomar un trabajo secundario, vender algunos artículos, comenzar una pequeña empresa. 

Vivir por debajo de sus posibilidades no siempre es fácil, requiere disciplina. 

Espero que estos consejos te lleven por el camino correcto y empieces a pensar en todas las formas en que puedes soñar y vivir a lo grande de una manera que puedas pagar.

Configuración