Saltar al contenido
Vicky BuCa

Plan de comidas: ahorra tiempo y dinero

¿A QUIÉN NO LE GUSTA AHORRAR TIEMPO Y DINERO?

Una de mis estrategias favoritas para ahorrar dinero y tiempo es la planificación de las comidas.  También es la que menos les gusta escuchar a la gente.

La planificación de comidas es más fácil de hacer de lo que parece. Toma poco tiempo crear uno y te ahorrará no solo tiempo sino también dinero. Más dinero del que crees. 

Realmente no sé porque se oponen hacerlo. Puedo decir que sin un plan de comidas mi vida sería un desastre…. Bueno fue un poco exagerado pero mi día a día si sería una pregunta constante…. ¿qué vamos a comer?

Si esa pregunta te suena familiar, estás en el lugar correcto.  Vamos entre las 2 a armar este plan de comidas.

Recuerda que esto no solo tiene como objetivo ahorrarte tiempo y eliminar el estrés de las comidas, sino también ahorrarte mucho dinero. 

Cuando tiene un plan de alimentación, no corres a comprar comida a la local o comida rápida. Cuando hay un plan, no es necesario que te detengas en la tienda para recoger un ingrediente y salga con un carrito lleno de comida.

No, no habrá más de eso. Ahora tendrá un plan, un sistema para arreglarlo todo.

¿CÓMO ARMAR UN PLAN DE COMIDAS EXITOSO?

Primero, descarga gratis las plantillas imprimibles de planificación de comidas, ¡para mantenerte organizada!

Define cuanto va a durar tu plan de comida

Semanal, quincenal o mensual.

Si estas empezando, te recomiendo que hagas un menú semanal. Es bastante fácil hacerse bolas al principio. Cuando ya tengas ritmo vas por 15 días y luego la maratónica tarea de hacerlo mensual.

Eso también depende mucho de tus hábitos de compra y como te queda más fácil. Ten eso en cuenta.

Cada planificación tiene sus pro y sus contras. Por ejemplo, hacerlo semanal puede darte flexibilidad al momento de hacer el menú, pero haciéndolo mensual es mas fácil ahorrar dinero.

Define que comidas vas a planear

Puedes planificar desde 1 comida hasta las 3 comidas con snacks y todo.

En mi casa toooodos los días desayunamos lo mismo o parecido así que no vale la pena planear el desayuno. Así que planificamos los almuerzos y las cenas.

Revisa tu despensa y tu nevera

Antes de empezar hacer el menú es importante que revises lo que ya tienes y así aprovechar todo.

Anota todo lo que ya tengas, con que cuentas y así puedas basar tu menú en eso. El objetivo es no desperdiciar.

Seguro te ha pasado que vas hacer la compra y cuando regresas ya tenias paquetes de lo mismo y ahora tienes un montón y no sabes qué hacer con tanto. Bueno con esto lo evitas

Organiza los principales

Como principales me refiero a : pollo, carne, pescado, huevo, cerdo, granos etc.

Organízalos en tu menú, con el objetivo de no repetirlos y así no te aburras si eso es un problema para ti.

También para saber cuánto necesitas de cada uno.

Organiza los acompañantes

Luego que ya ubicaste tus principales, es momento de ubicar los acompañantes.  Esto lo puedes hacer de 2 formas:

Junto a tu principal ubicas enseguida los acompañantes y así sabes exactamente cada plato hacer día a día.

Haces un listado de posibles acompañantes, los que mas comen en tu familia, los que mas les gusten y puedes variarlo dependiendo del antojo del día.

Haz tu listado de compras

Ya que tienes tu menú armado es hora de hacer la lista compras. Siéntate con tu menú preparado y empieza a apuntar lo que necesitas para esas comidas.

Por favor, cuando vayas a comprar, mantente en la lista 

Tips extra

  • Pon tu menú donde se vea
  • Deja días libres
  • Incluye el día de comida rápida.
  • Se firme, pero flexible
  • Puedes cocinar arroz, granos o pasta y dejarlos empacado y/ o congelados para que sea ms rápido

Para las verduras

  • Las hojas como la lechuga, espinacas, acelgas, lavarlas secarlas y dejarlas listas en la nevera para consumir.
  • Picar y envasar, como el tomate la cebolla, el pimentón
  • Asar verduras
  • Hacer salsas y sofritos listos en la nevera
  • Utiliza las sobras, te quedo pollo o carne, puedes hacer totillas, empanadas o sanduches.

La idea de un plan de comidas es hacerte la vida más fácil, pero no deja de ser un hábito, que debes ir adquiriendo poco a poco. A mí me ha ayudado muchísimo mas de lo que creí.

Pero le di una oportunidad y aquí estoy recomendándolo 100%

Creo que no está demás decir que todo esto debe ser adaptado ti y tu familia, toma lo que te funciona y agrégale lo que necesites.

Hacer este menú 1 vez al mes, y ahorrarte mucho dinero y tiempo créeme que vale la pena.

Configuración