VickyBuCa

disculpen el desorden, mamá en casa emprendiendo

FINANZAS EN PAREJA que hacer si tu pareja no quiere un presupuesto

En mi hogar, quien empezó con este merecumbé del presupuesto fui yo, en realidad no me atrevía a tener ningún tipo de “control” sobre el dinero porque no lo ganaba, pero al ver que no estaba funcionando lo que se estaba haciendo, decidí tomar esas riendas, leer investigar y luego si decirle a mi espero:  “esposo creo que debemos cambiar y  hacer esto, por esto y esto”

En mi caso, mi esposo vio que necesitábamos cambiar nuestros hábitos de gasto. Así que fue relativamente fácil.

Pero hacer que tu pareja participe en la creación y manejo del presupuesto puede ser un poco complicado y más si lo va sacar de su zona de confort y sus hábitos de gasto. (yo le digo a mi esposo la tarjeta de crédito más rápida del oeste, partan de ahí)

Si tienes una pareja que le cuesta todavía o no está de acuerdo con hacer un presupuesto, prueba los tips que te voy a dar para darle un pequeño empujoncito hacia esa dirección.

Hablen de sus sueños y metas

Siéntate y habla con tu pareja sobre cada uno de sus sueños y metas para el futuro. Tanto familiares como personales.

Estos sueños no son eso que saben que son fáciles de alcanzar, son ese tipo de cosas que quisieras hacer si el dinero no fuera un problema.

Cuando la gente empieza a hablar en voz alta y a declarar su sueño, algo sucede en su cerebro. Y así sea por un momento pasa de ser un sueño a algo que puedes alcanzar, te da emoción y todo.

Escribe los sueños y metas de tu familia en papel y colóquelos en un lugar donde ambos puedan verlos con frecuencia.

Da ejemplos

Es más fácil conseguir a alguien que tenga un presupuesto si puede ver exactamente cómo se verá. 

Tomate el tiempo de hacer un presupuesto de muestra, donde puedas mostrar exactamente como se vería si vivieran con un plan.

No te límites a decir “Oye, creo que debemos ajustarnos a un presupuesto. Gastamos demasiado dinero en (inserte el elemento aquí) “. En cambio, cuando hables con tu pareja del problema (que ambos perdieron el control de su dinero) lleva la solución (el presupuesto de muestra).

Deja espacio para la diversión y las cosas que cada uno quiere

El hecho de que tenga un presupuesto limitado no significa que no pueda divertirse o comprar las cosas que quieres.

De hecho, tener un presupuesto que pasa de lo limitado a lo restrictivo lo único que causa es que no lo puedas mantener y le quitas a tu pareja cualquier animo o disposición hacia hacer un presupuesto.

Mantén un ítem, de tu presupuesto destinado a diversión. Esto se puede gastar en cualquier cosa que tu y tu quieran. O cada persona puede tener su propia cantidad separada.

Cuando su pareja sabe que tiene una cantidad fija de dinero que puede gastar, es menos probable que se resista a la idea de un presupuesto mensual.

Céntrate en los beneficios

Todos sabemos que existen pros y contras en casi todo lo que hacemos en la vida. Lo mismo ocurre con tomarse el tiempo para planificar a dónde irá su dinero cada mes. 

Por lo general trato de ser positiva, pero si se que al principio puede ser difícil ver más allá de lo que no estas obteniendo ahora. Es fácil quejarse y quejarse. Es mucho más difícil retrasar la gratificación y vivir con menos de lo que gana.

Lo que debes hacer en centrarte en por qué van hacer lo que van hacer, que esperan ganar de ese presupuesto limitado.

¿Quieren comprar un carro 

¿O tal vez es un pago inicial de la casa de sus sueños? 

¿Irse de viaje?

Sea lo que sea, recuérdate constantemente a ti y a tu pareja deben ser positivos incluso cuando sea difícil hacer un presupuesto. Recuerde concentrarse en lo que están construyendo juntos para el futuro, no en lo que pueden perderse en el presente.  

Está dispuesta a ceder

No te pongas en la actitud de todo o nada. Tener un cambio de esta magnitud no es nada fácil y debes llegar a un punto medio donde tu pareja y tu puedan crear una solución que funcione para ambos.

Sé respetuosa y oportuna

¡El momento de la conversación es importante! No intentes hablar en medio de algo que importante para tu pareja.

Tu conoces a tu audiencia y sabes en que momentos esta mas receptiva y con una mentalidad más abierta.

Y cuando empieces la conversación se respetuosa y no empieces con las culpas, los regaños y las quejas.

Lo que les quiero recordar es que al final SON UN EQUIPO. Un equipo espectacular que trabaja en conjunto, se comunica y hace un plan. El trabajo en equipo puede ser difícil y frustrante a veces, pero con esfuerzo y diligencia, puede alcanzar sus sueños.

Cuéntame, ¿cómo ha sido tu experiencia con tu presupuesto y tu pareja? ¿estuvieron de acuerdo desde el principio?

Volver arriba
0