5 razones por las que toda mamá deberia tener metas y sueños solo para ella

La maternidad es una etapa hermosa. Es abrumadora, emocionante, loca, desconcertante y extraordinaria, ¡todo al mismo tiempo!

Desde el momento que ese pequeño ser que tuviste 9 meses dentro de ti está en tus brazos, tu vida cambia completamente, no hay elección, la vida nunca será la misma.

Creo que, como la mayoría de las mamás, considero que ser mamá es uno de los privilegios más grandes que tengo. Pero al mismo tiempo, también creo que

la maternidad no te define como mujer.

Una de las cosas con las que más me ha tocado luchar desde que mi hija nació, fue la sensación de que era más que eso, que era más que una mamá y ama de casa.

Sabemos que queremos para nuestros hijos: que sean felices, que sean exitosos, que tengan sueños. Vigilamos que sean capaces de hacer todo, que logren sus objetivos y eso está bien, siempre vamos a querer lo mejor para ellos y que cumplan sus metas de la mano de nosotras.

Pero: ¿queda algo la persona que éramos antes que nacieran nuestros hijos? ¿siempre te sientes como perdida? ¿cómo es que puedes pensar en ti, si siempre estas ocupada pensando en los demás? La vida gira entre el mercado, las cosas de la casa, horarios … y para que alargar la lista

Algunos días se sienten como si la rutina predecible, como si la locura der mamá no tuvieran un final. Entonces dime, ¿por qué deberías siquiera pensar en tí misma, tener metas y sueños?

Aquí hay 5 cinco razones por las cuales cada madre del mundo debe tener metas y sueños solo para ELLA:

Redescubres la mujer que eres

La maternidad no terminó con quién eras, así me sentía yo. La maternidad es algo que añades a tu vida. Te ha retado física, mental y emocionalmente, más allá de lo que alguna vez creíste.

Darte la oportunidad de tener sueños y metas solo para ti, te permite redescubrirte y tomar la fuerza que ser mamá te da y dejar que te lleve a lugares conocidos.

Realización y satisfacción personal

¡Es hora de estar orgullosa de ti misma! Estás orgullosa de tus hijos, tu esposo, tu familia … ¡Siéntete orgulloso de ti misma!

Cuando logres esas metas y objetivos personales, esa satisfacción del deber cumplido te hará orgullosa de ti y de tu trabajo. Siendo sincera, la ropa va seguir estando ahí para doblar, los platos no se van a lavar solos, pero la diferencia entre esas tareas y tus objetivos es que cuando los logras puedes seguir al siguiente con orgullo y con un crecimiento personal increíble.

Hay ojitos que te miran

No hay mejor forma de enseñar que con el ejemplo, ese es mi mantra de crianza.

Tener metas y sueños es un ejemplo increíble para nuestros hijos. Puede parecer que los niños no notarán las horas dedicadas a aprender cosas nuevas y esforzarse por alcanzar nuestros sueños, pero lo hacen. Ellos lo ven. Y haces un gran impacto en sus pequeñas mentes, en su vida.  Necesitan saber que pueden lograr todos sus sueños, si mamá puede hacerlo yo también puedo.

La emoción de aprender algo nuevo

La rutina mata la creatividad, más si es desgastante en varios ámbitos. Aprender algo nuevo nuestra mente se compromete y estimula.  Al activar tu lado creativo, la pasión te revive, te inspira, hace que nuestra mente sea aguda y enfocada.

Los niños no estarán en casa para siempre

Así lo veas lejos habrá un momento en el que los niños se van a ir de la casa. El plan es que crezcan y formen sus propias familias. He visto papás (mamá y papá) que no saben que hacer cuando sus hijos se van, se ven perdidos, aburridos y sin ningún propocito. ¿Porque? Porque no tenían vida fuera de sus hijos.  No estoy diciendo que no sentiras un vacío sin tus hijos. Pero, cuando te permites tener tus propios objetivos y sueños mientras siguen en casa; Sabrás lo que quieres y cuando se vayan tendrás avanzado el viaje de seguir cumpliendo sueños.

Descubrí que cuando estoy trabajando en mis sueños y metas personales, soy una mejor mamá. Me siento feliz. Orgullosa de mi misma. Me emociona el día. Estoy más en sintonía con mi hija , mi esposo y nuestros planes a futuro.

¿Cual es ese sueño o meta que quieres cumplir y no te haz atrevido? Espero que encuentres el valor para soñar en grande y avanzar hacia tus propios objetivos.

¡Lo vales!

¡Tus sueños lo valen!

Volver arriba